Iniciar Sesión con

Facebook

/

Twitter

/

Google +

Manual de Usuario

Estás leyendo

Participación ciudadana

3. Presupuestos participativos

2 0 2 3

Última interacción, hace 26 dia(s). Tiempo de lectura estimado: 2 minutos

Para sumar tu aporte selecciona el texto que deseas comentar.
También puedes consultar el manual.

Son varios los países que dan a sus ciudadanos la potestad de decidir en forma directa la asignación de una parte de su presupuesto a través del mecanismo de los presupuestos participativos. Aunque el beneficio obvio de estos mecanismos es la decisión mediante el voto del destino del dinero, no debemos obviar una serie de beneficios secundarios sumamente saludables para la participación y el empoderamiento de los ciudadanos.

El primero de ellos es que los presupuestos participativos parten de la iniciativa ciudadana. Cada persona o grupo de personas debe plantearse su rol y aspiraciones en el colectivo e imaginar formas de cambiar su contexto para mejorar esas condiciones, que se transformarán en los proyectos propuestos para el presupuesto participativo. Esto ya le da un componente de participación directa, indefectiblemente enlazado al resto de las personas del barrio, ciudad o país de la iniciativa.

En segundo lugar, la presentación de proyectos implica el estudio conjunto de la viablilidad -en algún punto- de la propuesta, junto a técnicos del gobierno local o nacional. Esto implica una transferencia de conocimiento top-down desde los técnicos a la ciudadanía que ayuda a comprender los procesos de gobierno, pero también una transferencia bottom-up donde los técnicos tienen contacto directo con las realidades, necesidades y aspiraciones de los ciudadanos. Estos espacios de intercambio, por fuera de lo tecnológico y de las tendencias actuales de Gobierno Abierto, son igualmente valiosos para la construcción de vínculos gobierno-ciudadano.

Por último, cuando los procesos de generación, validación, análisis y promoción de las ideas para los presupuestos participativos se realiza de forma abierta y transparente, por ejemplo a través de la web y rindiendo cuenta de los avances de los proyectos, sus costos, las obras y ejecución de los presupuestos, todo ese intercambio se abre a más personas. Como ventaja extra, otorgando contralor y rendición de cuentas de cómo se ejecuta el presupuesto que los ciudadanos votaron.

Iniciar notas al pie en este artículo.